viernes, 27 de julio de 2012



Hay algo fascinante que me atrae especialmente de lso caminos largos y rectos. 
Es esa extraña sensación de uniformidad, de  infinitud...

Manejar un camino recto donde la sensación de velocidad es tan diametralmente relativa, sabiendo donde inicio y donde concluirá seguramente, pero re descubriendolo cada vez...  

Una metáfora imperfecta de la vida, sin duda
Pero ¡Que gran metáfora!

Publicar un comentario